Receta fácil de calabacines y tomates al gratin

Receta de calabacines y tomates gratinados

Los calabacines se prestan bien para muchas recetas especiales, se pueden comer en ensaladas lo mismo que se agregan a ricas sopas y guisos. Hoy vamos a aprovechar a los versátiles calabacines en esta receta de calabacines y tomates gratinados. Una forma deliciosa de disfrutar de la rica nutrición de los vegetales con el sabor especial que obtenemos de gratinar en el horno ricos platos.

Ingredientes para calabacines y tomates al gratín

2 cucharadas de aceite de oliva, 3/4 kilo de calabacines, 1 cebolla mediana, picada, 1/2 kilo de tomates frescos y maduros, 1 diente de ajo  picado, 30 g de pan rallado o si se prefiere, se puede sustituir por 75 gramos de queso rallado, sal y pimienta negra al gusto.

Preparación de los calabacines y tomates gratinados

Comenzamos la receta, derritiendo en una cazuela y a fuego con temperatura media, una cucharada de aceite y la mantequilla, cuando estén bien derretidos y sin que la margarina se oscurezca, agregamos los calabacines, que previamente hemos cortados en rebanadas de regular grosor. Ahora, con los calabacines ya en la cazuela, debemos  tapar y  dejar sofreír hasta que estén listos, es decir con una textura tierna.


Por aparte, ponemos a calentar el aceite en una cazuela resistente al horno y untada con un poco de mantequilla. Usando el  fuego moderado, añadimos la  cebolla, tapar y sofreímos durante 5 minutos, agregamos  el ajo y dejamos que se sofría por un minuto más. Están listos para llevar a la mesa, como parte de una comida ligera que acompañaremos con una ensalada crujiente.
Ahora hay que recudir  el fuego de las cebollas, añadir los tomates, tapar y cocer hasta que toda el agua se haya evaporado, aproximadamente 15 minutos. Sazonar bien con sal y pimienta negra y tendremos lista la salsa de tomate. Ahora añadir removiendo, los calabacines a la salsa de tomate y verter todo en una fuente para hornear poco profunda y la que debemos engrasar generosamente. Ahora cubrimos la superficie espolvoreando el pan rallado, y salpicamos con la mantequilla restante. Colocamos en el horno  precalentado a 200°C y dejamos que se hornee hasta que la superficie se haya dorado, lo que toma unos 20 minutos, luego retiramos y servimos caliente.
Imagen: Fruits and vegetables
También te interesará:
Receta de curry vegetariano

Escrito por Sunday | 21 de Enero de 2014 con 1 comentario.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Comida Fácil

Comentarios

  1. Nancy - 11 de Febrero de 2014 | 1:12 am

    Muchas gracias que recetas tan buenas y tan fáciles de hacer felicitaciones

Deja una respuesta